Claristar

Claristar® – Estabilizar y Mejorar.

Disponible en el mercado desde 2007, Claristar permite evitar la formación de gérmenes de cristalización del bitartrato de potasio.
Esta aplicación, completamente soluble, ha demostrado ya su eficacia para la estabilización de los vinos blancos y rosados, gracias a sus manoproteínas específicas que presentan el índice de estabilidad tartárica (TSI) más elevado entre los muchos tipos de manoproteínas presentes naturalmente en las levaduras y los vinos. La aplicación de Claristar se extiende también a los vinos tintos.
Estos años de desarrollo y validación han permitido la puesta a punto de un método analítico de referencia que permite, por un lado determinar de forma rápida el nivel de inestabilidad tartárica tanto de los vinos blancos y rosados como de los tintos y, por otro lado, definir la dosis de manoproteínas necesaria para estabilizar un determinado vino. A continuación, el protocolo de uso permite confirmar mediante un nuevo análisis la estabilidad obtenida con la dosis establecida.
La estabilización tartárica obtenida con este método puesto a punto con Claristar no sólo es segura, simple e inmediata, sino que también proporciona unas ventajas cualitativas y organolépticas innegables.
En efecto, el uso de este producto líquido que se disuelve instantáneamente en el vino, permite mejorar las características organolépticas del mismo, por ejemplo potenciando la expresión de los aromas y preservando el color y acidez natural.
Los catadores también constataron un aumento de la sensación de redondez y volumen en boca así como el mantenimiento del frescor aromático durante la conservación, diferencias particularmente evidentes cuando se comparó con otras técnicas de estabilización como la estabilización por frío.


pdf-verd2   pdf-lila-fs2